CLARO. 36 canales por 69.000 Gs. ¿Adónde va la TV abierta?


La oferta televisiva paga crece y los precios bajan. Los consumidores ya cuentan con opciones que compitan con los 123.000 Gs del abono básico de Cablevisión y mientras esa empresa, que por años cobró a su antojo, ahora pide regulación. Un nuevo escenario se arma aceleradamente y afectará sobre todo a la TV abierta privada, que parece estar viviendo un inconsciente presente sin visión de futuro, en el que además habrá una señal pública disputándole la torta publicitaria con una televisión subsidiada.

Los televidentes de la TV abierta paraguaya

En tren de razonar (tarea poco frecuente en los ejecutivos de los canales abiertos de Paraguay) ¿con qué podrían competir las grillas nacionales? Actualidad, periodísticos, noticieros. Contenidos propios que no podrán encontrarse en las señales internacionales. Los televidentes que no puedan pagar 69.000 Gs para ampliar sus opciones de entretenimiento serán completamente marginales para los anunciantes que sostienen las pantallas, a excepción de los de los supermercados que vendan a granel. Las marcas, ya no tendrán retorno si no hay un diferencial.

El escenario de la TV abierta

La escasa capacidad estratégica de Telefuturo y la prioridad broadcast de Ángel González terminaron beneficiando inesperadamente a Canal 13. Canal 13 tiene una oferta nacional, noticieros estables y un esfuerzo periodístico que corrigió los excesos en los que habían caído en los últimos tiempos. Con poco, también se estabilizaron en entretenimiento y si se manejan bien, su perspectiva es la mejor para el próximo tablero en el que les tocará jugar y en el cual tener dos canales nacionales (Vierci y González) ya no será una ventaja. Canal 13 ha invertido el mínimo, se sostiene gracias a la ineficiencia de los demás y repite un discurso de liderazgo que los otros no atinan a refutar aunque tendrían elementos.

Además, es el único canal que cuenta con una profesional local con un perfil operativo aceptable y experiencia variada. Ascendieron a la Gerencia General a Laura Brítez que ha sido productora periodística y de entretenimiento, con suficiente entrenamiento en mediciones de audiencia. Salió de la prolífica cantera de Alta Producciones que ha dado a nuestro medio los profesionales que más se destacaron. ¿A quién tienen el SNT y Telefuturo? El SNT a nadie y Telefuturo, promovió como Alta Gerencia a un grupo de productoras,trabajadoras, pero sin aptitudes para la interpretación de las señales del mercado, lo que ha quedado demostrado con los resultados.

Mientras tanto, es inminente la incursión de la TV Pública que, aunque lo niegue, disputará la torta publicitaria con una televisión subsidiada que terminará capturando a las productoras independientes y los clientes que puedan conseguir.

El futuro

Para el 2013 se avecina una puja de la TV paga por el codiciado fútbol, gran diferencial en este rubro y momentos difíciles para los canales abiertos privados, que tienen muy poco tiempo para encontrar un camino.

Mercedes Olivera